Sobre la cefalea post-traumática

Es bien sabido que la cefalea post-traumática (PTH) es un síntoma común después de las lesiones en la cabeza o el cuello, se puede dividir en dos tipos. Un trauma puede agravar una condición de dolor de cabeza preexistente o puede provocar un dolor de cabeza en alguien que nunca ha experimentado esto antes. La diferenciación entre estas dos variantes puede ser muy difícil. Por ejemplo, alguien que padece ataques de migraña muy poco frecuentes pero suaves podría pensar que ha desarrollado la migraña después de un trauma. La otra forma de diferenciar los diferentes tipos de dolores de cabeza después de un trauma es por gravedad de la lesión.

Donde exista un trauma severo, el sangrado en el cerebro o en los diferentes revestimientos del cerebro causará dolores de cabeza. Las lesiones en el cerebro también pueden causar daños al cerebro mismo. En todas estas situaciones la presión tiende a subir dentro del cráneo, que es una caja rígida. Este aumento de la presión se manifestará como un dolor de cabeza cada vez más grave. La evacuación del coágulo de sangre o la eliminación de parte del cráneo para dejar espacio para que el cerebro pueda expandirse, a veces, puede ser salvadora. La mayoría de las lesiones en la cabeza son leves: se definen como una lesión con un período corto o ninguna pérdida de la conciencia.

El patrón de dolor de cabeza después de una lesión traumática es más comúnmente relacionado con la cefalea tensional o la migraña y en muy raras ocasiones el trauma puede desencadenar la cefalea en racimos. Las lesiones en la cabeza y cuello también se han informado que desencadenan formas incluso más raras de dolores de cabeza.

La mayoría de la cefalea post-traumática aguda se resuelve dentro de los tres meses a partir de trauma en la cabeza y otras investigaciones que incluyen escáneres cerebrales suelen ser normales. En algunas personas el dolor de cabeza puede persistir más de tres meses y esto se clasifica como cefalea post-traumática crónica.

Quiz: ¿Cuánto sabes sobre tus dolores de cabeza?

Realiza este cuestionario y pon a prueba tus conocimientos sobre esos dolores de cabeza que te afectan.
> Sí, quiero saber >

En un análisis de más de 23 informes de pacientes que experimentaron dolor después de un trauma, más del 75% reportó dolores de cabeza después de una lesión traumática leve. La  cefalea post-traumática es más común en las mujeres y en aquellos con antecedentes de un trastorno de dolor de cabeza. El pronóstico a largo plazo es variable. En un estudio de personas con cefalea post-traumática crónica, el 70% reportó dolor de cabeza en el primer año y en el 40% de estos sujetos cefalea persistió durante más de un año.

La PTH se asocia comúnmente con otras características del síndrome post-concusión. Estos incluyen mareos e inestabilidad, falta de concentración, trastornos del sueño, alteraciones en la personalidad y con bastante frecuencia la ansiedad y depresión. El tratamiento de la cefalea post-traumática puede ser difícil, en aquellos con características de tipo migrañosos entonces la medicación profiláctica contra la migraña puede ser de beneficiosa. Sin embargo, es muy importante aconsejar a aquellos con PTH sobre el riesgo de abuso de medicación, lo que puede causar persistencia del dolor de cabeza.

Las personas con PTH también pueden tener otros problemas coexistentes que deben abordarse. El trastorno de estrés postraumático, por ejemplo, puede estar presente y esto puede prolongar el dolor de cabeza.

IMPORTANTE: Descarga completamente GRATIS nuestro libro electrónico; “Migraña y Alimentación”, la guía más completa para lograr eliminar el dolor por migraña haciendo cambios en nuestra dieta. Con este importante libro serás capaz de:

  • Aprender la importancia de los alimentos en el control de la migraña.
  • Conocer los alimentos desencadenantes de tu migraña.
  • Descubrir los mejores consejos para usar los alimentos a tu favor.
  • Y más, mucho más…