Botox para la Migraña: Seguridad a largo plazo y eficacia

La toxina botulínica (Botox) es una toxina secretada por la bacteria que causa el botulismo. Los científicos, mientras desarrollaban una vacuna contra el botulismo, descubrieron que cuando se inyecta en el músculo, la toxina se aloja en la zona de inyección (en lugar de viajar en el torrente sanguíneo) y causa que el músculo inyectado se relaje.

Botox para la Migraña: Seguridad a largo plazo y eficacia

El Botox es ahora un tratamiento para una serie de condiciones, principalmente la distonía (un trastorno neurológico que provoca temblores involuntarios musculares y la torsión de las extremidades) y el espasmo. También se utiliza comúnmente por razones cosméticas, para reducir los efectos del envejecimiento. Cuando se inyecta en el músculo las toxinas bloquean la liberación de acetilcolina en la unión neuromuscular, lo que reduce el tono muscular y reduce la aparición de líneas de expresión y arrugas. Se descubrió que después de recibir las inyecciones por razones cosméticas, algunos pacientes informaron de una reducción en sus migrañas.

Sin embargo, la imagen actual del uso de Botox para las migrañas es confusa. Numerosas clínicas ofrecen tratamiento con Botox para evitar los dolores de cabeza, a pesar de que la evidencia disponible actualmente no es compatible con la afirmación de que el Botox sea eficaz para la prevención del dolor de cabeza. Igualmente, el argumento de que el Botox sea  ineficaz no ha sido demostrado.

El Botox puede ser una terapia adecuada para subgrupos definidos de pacientes con dolores de cabeza y migrañas, pero se necesitan más estudios de alta calidad. El creciente uso de Botox está por delante de la evidencia científica y no hay que olvidar que la toxina botulínica es una neurotóxica potente y que sus posibles efectos a largo plazo son todavía desconocidos. La decisión de probar el Botox se verá impulsada por el grado de discapacidad causada por los dolores de cabeza, en lugar de la evidencia disponible.

Estudios científicos y evidencia

Un estudio clínico realizado en el año 2000 con la participación de 314 pacientes sometidos a la cirugía estética, a fin de reducir o eliminar sus líneas de expresión, también descubrió que 39 de estos pacientes experimentaban migraña. Se informó que un año después de la cirugía, 31 de estos 39 pacientes señaló que su migraña había desaparecido completamente o disminuido considerablemente.

Quiz: ¿Cuánto sabes sobre tus dolores de cabeza?

Realiza este cuestionario y pon a prueba tus conocimientos sobre esos dolores de cabeza que te afectan.
> Sí, quiero saber >

El Centro de Cirugía de la migraña ha declarado que sus investigaciones han demostrado que el 35 por ciento de los pacientes experimentaron alivio completo de los síntomas de migraña un año después de la cirugía de la migraña y el 57 por ciento informó que la frecuencia de los ataques y la intensidad del dolor se redujeron en más de la mitad después del procedimiento.

La teoría detrás de este procedimiento es que los ataques de migraña en algunas personas se desencadenan por una interacción entre el músculo corrugador y una rama del nervio trigémino, que se encuentra por encima de las cejas. Para aquellas personas que se someten a la cirugía para extirpar el músculo corrugador puede ser una opción. A fin de establecer si un individuo es adecuado para la cirugía se realiza un cuestionario para determinar los puntos de activación del individuo para su migraña. Si se demuestra que las migrañas del paciente son probablemente desencadenadas por el músculo corrugador, el paciente recibe una inyección de la toxina botulínica tipo A. Si, después de ocho semanas, el paciente experimenta una mejora significativa en los síntomas de su migraña, se realiza el procedimiento quirúrgico para extirpar el músculo corrugador.

Por desgracia, hasta que se lleven a cabo ensayos clínicos de alta calidad y estos sean evaluados, los pacientes con cefalea tendrán que tomar una decisión sobre si se deben tratar con inyecciones de Botox o no. Igualmente, el procedimiento quirúrgico sigue siendo experimental. Todavía se necesitan realizar varios ensayos controlados para proporcionar los datos necesarios sobre la seguridad a largo plazo y la eficacia, tanto del Botox como del procedimiento quirúrgico antes de que cualquiera pueda ser recomendado como un tratamiento para la migraña.

IMPORTANTE: Descarga completamente GRATIS nuestro libro electrónico; “Migraña y Alimentación”, la guía más completa para lograr eliminar el dolor por migraña haciendo cambios en nuestra dieta. Con este importante libro serás capaz de:

  • Aprender la importancia de los alimentos en el control de la migraña.
  • Conocer los alimentos desencadenantes de tu migraña.
  • Descubrir los mejores consejos para usar los alimentos a tu favor.
  • Y más, mucho más…