Mujer y migraña

La migraña afecta a aproximadamente al 6% de los hombres y 18% de las mujeres. Varios estudios confirman lo que muchas mujeres ya saben, los dolores de cabeza a menudo se producen en la época de su período.

La migraña menstrual

 La “migraña menstrual” se ha relacionado con la disminución del estrógeno que se produce naturalmente durante el ciclo menstrual. Otros procesos químicos que cambian con el ciclo menstrual, tales como las prostaglandinas, liberadas justo antes y durante el flujo menstrual, también pueden ser importantes, en particular para las mujeres, que experimentan la migraña sólo en el primero o segundo día de sangrado.

Las mujeres a menudo se preguntan por qué los médicos no hacen las pruebas hormonales. La respuesta simple, es que actualmente no hay pruebas disponibles que nos dirijan a la causa del problema, ya que todas las pruebas hormonales estándares suelen ser normales: los estudios de medición de los niveles de hormonas no han logrado identificar las diferencias entre las mujeres con migraña provocada por los cambios hormonales y las mujeres sin migraña.

cerebro-migranaSi piensas que podría haber un vínculo con tus períodos, lo primero que debes hacer es mantener un registro de la fecha del primer día de cada período y la fecha de cada día de migraña. Después de unos meses, mira hacia atrás en tu registro y observa si puedes establecer algún patrón.

Realiza el tratamiento para la migraña temprano, especialmente si sabes que es hora de tu período. Su médico te puede recetar medicamentos para controlar los síntomas de la migraña y, si es necesario, considerar las opciones para prevenir los ataques menstruales. Actualmente no existen medicamentos con una licencia específica para la prevención de la migraña menstrual, por lo que la elección de los fármacos preventivos dependerá de cualquier otro problema que puedas tener. Por ejemplo, si tienes varios ataques en todo el ciclo, las drogas preventivas estándar tomadas todos los días podrían ser apropiadas. Si tienes migrañas y menstruaciones abundantes, los fármacos como el ácido mefenámico, tomados sólo durante el período, pueden ayudar a ambas condiciones.

Anticoncepción

La píldora es muy segura para la mayoría de las mujeres que la toman, incluyendo la mayoría de las mujeres con migraña. Sin embargo, muchas mujeres con migraña informan que su migraña empeora notablemente. Las mujeres que tienen migraña antes de comenzar la píldora a menudo notan que padecen sus ataques durante el intervalo libre de píldora, cuando los niveles hormonales bajan. El cambio a un tipo diferente de la píldora puede ayudar a veces.

Quiz: ¿Cuánto sabes sobre tus dolores de cabeza?

Realiza este cuestionario y pon a prueba tus conocimientos sobre esos dolores de cabeza que te afectan.
> Sí, quiero saber >

Algunas autoridades consideran que la píldora no debe administrarse a las mujeres con migraña con aura, ya que el componente de estrógeno de la “píldora” puede aumentar el riesgo de accidente cerebrovascular. Este es un enfoque sensato, ya que hay muchas opciones de métodos anticonceptivos alternativos, varios de los cuales son aún más eficaces que la “píldora”, por lo que el riesgo es evitable. Ver; ¿Puede el uso de píldoras anticonceptivas hacer peor mis migrañas?

Embarazo y lactancia. La mayoría de las mujeres encuentran que la migraña sin aura mejora durante la última parte del embarazo, aunque las cosas pueden ser peor durante los primeros meses del embarazo como la enfermedad. Por el contrario, las mujeres que tienen migraña preexistente con aura, tienen más probabilidades de seguir teniendo ataques durante el embarazo. Además, si la migraña se inicia por primera vez durante el embarazo, es probable que sea con aura.

No hay evidencia de que la migraña, con o sin aura, tenga algún efecto sobre el resultado del embarazo o en el crecimiento y el desarrollo del bebé. Son pocos los fármacos que se sabe que son seguros en el embarazo y durante la lactancia, debido a las preocupaciones obvias. Esta falta de datos significa que los fabricantes no suelen recomendar los medicamentos para su uso en el embarazo, aunque esto no quiere decir que no puedan jamás ser utilizados si los beneficios superan a los riesgos potenciales. El paracetamol es el único fármaco confirmado por ser seguro durante el embarazo y la lactancia. Si necesitas tomar otros medicamentos para la migraña, consulta con tu médico primero.

La menopausia

En los años previos a la menopausia, los ovarios producen cantidades decrecientes de estrógeno. Durante esta época de desequilibrio hormonal, la migraña a menudo se hace más frecuente o severa. Para la mayoría de las mujeres, la migraña desaparece después de la menopausia. Esto posiblemente se deba a que las fluctuaciones hormonales cesan y la concentración de estrógenos se estabiliza en niveles inferiores. Ver; ¿Puede ser peor la migraña durante la menopausia?

La terapia de reemplazo hormonal (TRH)

Pocos estudios han evaluado el efecto de la TRH sobre la migraña, aunque se informa que la migraña es más probable que empeore con la TRH oral y mejore con la terapia de reemplazo hormonal no oral, tales como parches o geles. Una dosis demasiado alta de estrógenos puede desencadenar migraña con aura, que por lo general se resuelve con la reducción de la dosis. A diferencia de los estrógenos sintéticos anticonceptivos, los estrógenos naturales en la TRH no parecen aumentar el riesgo de accidente cerebrovascular en mujeres con migraña con aura. Ver; ¿Cuál es la conexión entre los dolores de cabeza y las hormonas?

Más allá de la menopausia

Después de haber sufrido una vida de migraña, muchas mujeres encuentran que la condición a menudo mejora en su vida posterior.

IMPORTANTE: Descarga completamente GRATIS nuestro libro electrónico; “Migraña y Alimentación”, la guía más completa para lograr eliminar el dolor por migraña haciendo cambios en nuestra dieta. Con este importante libro serás capaz de:

  • Aprender la importancia de los alimentos en el control de la migraña.
  • Conocer los alimentos desencadenantes de tu migraña.
  • Descubrir los mejores consejos para usar los alimentos a tu favor.
  • Y más, mucho más…