Vitaminas para la migraña

El magnesio, riboflavina y co-enzima Q10 son a veces sugeridos como un tratamiento preventivo para las personas con migraña. En este artículo nos fijamos en la evidencia.

Magnesio. El magnesio es uno de los elementos minerales esenciales en el cuerpo humano. Un adulto tiene cerca de 25 gramos de magnesio en el cuerpo (sobre todo en los huesos). Más de dos tercios de nuestro consumo diario habitual de magnesio provienen de los cereales y verduras. Ha habido una cantidad creciente de literatura científica que apoya la teoría de que en el cerebro de las personas que tienen migraña se produce una deficiencia de magnesio y que esto tiene un papel en el desarrollo de la migraña.

Los niveles más bajos de magnesio pueden aumentar al tomar un suplemento de magnesio. La dosis de magnesio sugerida generalmente por la literatura es de 600 mg al día. Los ensayos publicados hasta la fecha han producido resultados mixtos, con efectos favorables al magnesio como un tratamiento agudo para las personas con migraña con aura.

vitaminasEn investigaciones recientes el único efecto secundario reportado para este tratamiento ha sido la diarrea.

Riboflavina. La riboflavina, la vitamina B2 soluble en agua, mejora el metabolismo de la energía en el cuerpo, como lo hace la coenzima Q10. La riboflavina también se utiliza a veces como un tratamiento preventivo de la migraña (profilaxis). Los investigadores han propuesto que las células cerebrales de algunas personas con migraña pueden tener una disfunción mitocondrial, que resulta en un deteriorado metabolismo del oxígeno.

En resumen, la riboflavina se toma con el objetivo de mejorar la forma en que el oxígeno se metaboliza en el cerebro. El requisito mínimo diario para un adulto es de aproximadamente 1,5 a 3 mgs. Se encuentra en los vegetales de hojas verdes, cacahuetes, cereales integrales, leche y productos lácteos, huevos, hígado, corazón y riñón. En un estudio de control aleatorio en Bélgica en 1994 el 59% de los pacientes que recibieron riboflavina informaron una reducción del 50% en los ataques de migraña (en comparación con sólo el 15% en el grupo placebo). Estos sujetos mostraron reducciones estadísticamente significativas tanto en su frecuencia de migraña como en la duración de los episodios. Esta investigación demostró que la dosis eficaz era de 400 mg por día, una cantidad por cierto de más de 250 veces la cantidad diaria recomendada normal para un adulto.

Quiz: ¿Cuánto sabes sobre tus dolores de cabeza?

Realiza este cuestionario y pon a prueba tus conocimientos sobre esos dolores de cabeza que te afectan.
> Sí, quiero saber >

La riboflavina tiene efectos secundarios mínimos y al ser soluble en agua es una opción relativamente segura para su tratamiento. En el ensayo belga dos personas experimentaron diarrea y poliuria (mucha orina), mientras que una persona en el grupo placebo experimentó calambres abdominales. Ninguno de estos efectos secundarios fue grave. Los investigadores sugieren que, debido al bajo número de efectos secundarios y su eficacia potencial y bajo costo, la riboflavina es una opción viable para la profilaxis de la migraña.

Coenzima Q10. Esta enzima es un catalizador que facilita y controla las reacciones químicas que ocurren en el cuerpo, y es una sustancia que se necesita para que las enzimas funcionen. La coenzima Q10 (CoQ10) es producida naturalmente por el cuerpo humano, ayuda a las células a producir energía y actúa como un antioxidante.

Los suplementos de CoQ10 se han propuesto como tratamiento para muchas condiciones, incluyendo la presión arterial alta, cáncer de mama y la enfermedad de Alzheimer. La dosis recomendada de CoQ10 para la migraña es de 100 mg, tres veces al día. Un estudio realizado en 2002 con esta dosis mostró que el CoQ10 tiene un efecto positivo después del primer mes y fue más efectivo después de tres meses. La frecuencia de los ataques de migraña se redujo en un 50% en el grupo activo en comparación con una reducción del 14,4% en el grupo placebo.

Dado que el CoQ10 es tan bien tolerado por los pacientes bien puede ser un tratamiento profiláctico de la migraña aceptable para los niños y para las mujeres en edad fértil.

Conclusiones

Los suplementos nutricionales que actúan sobre el metabolismo mitocondrial, como el magnesio, riboflavina, y CoQ10 han demostrado ser eficaces, pero hasta ahora sólo en ensayos pequeños, aleatorizados y controlados. En esta etapa, la conclusión es la investigación publicada sugiere algún beneficio terapéutico en el tratamiento de la migraña. Sin embargo, aún se necesitan estudios más grandes para tener pruebas más concluyentes.

IMPORTANTE: Descarga completamente GRATIS nuestro libro electrónico; “Migraña y Alimentación”, la guía más completa para lograr eliminar el dolor por migraña haciendo cambios en nuestra dieta. Con este importante libro serás capaz de:

  • Aprender la importancia de los alimentos en el control de la migraña.
  • Conocer los alimentos desencadenantes de tu migraña.
  • Descubrir los mejores consejos para usar los alimentos a tu favor.
  • Y más, mucho más…