Migraña en el embarazo: Riesgos y tratamientos

La migraña es más común en las mujeres que en los hombres, y se presenta con mayor frecuencia durante los años fértiles. En los países desarrollados, el 18% de las mujeres y el 6% de los hombres se ven afectados, pero hasta los niños y niñas durante la pubertad son igualmente propensos a desarrollar migraña.

Los cambios hormonales que se producen con la pubertad, el ciclo menstrual, el embarazo, el parto, la lactancia y la menopausia se sabe que afectan la migraña. Esta variación normal en los niveles de hormonas femeninas es sin duda uno de los factores que podrían explicar el por qué las mujeres tienen más dolores de cabeza. Además, los cambios en los niveles normales de la hormona estrógeno pueden afectar el cerebro y el sistema nervioso central de tal manera que aumenta la tendencia a desarrollar dolor de cabeza.

Durante el embarazo, aumenta el nivel de estrógeno y la mayoría de las mujeres notarán una mejoría en su migraña, particularmente durante el segundo y tercer trimestre, aunque la migraña puede empeorar inicialmente en el primer trimestre. Las mujeres que padecen migraña relacionada a la menstruación son más propensas a experimentar esta mejora.

Una proporción menor no experimentará ningún cambio en su patrón de dolor de cabeza, o puede encontrar que empeore. Algunas mujeres tendrán su primer ataque durante el embarazo, o poco después de dar a luz.

Riesgos de las migrañas durante el embarazo

Aunque las migrañas pueden ser incapacitantes, es útil tener en cuenta que la mayoría de los ataques durante el embarazo no son potencialmente peligrosos. Del mismo modo, la mayoría de los ataques no aumentan el riesgo de anomalías o complicaciones del embarazo a la madre o el feto. Los ataques muy severos con vómitos, sin embargo, tienen el potencial de dañar al feto. Si este es tu caso, o estás preocupada acerca de si tus migrañas afectan a tu embarazo, debes hacer una cita con tu médico de cabecera, neurólogo u obstetra.

Tratamiento de las migrañas en el embarazo

Una cuestión importante en el manejo de la migraña durante el embarazo es el uso adecuado de los medicamentos. En general, se prefiere el tratamiento no farmacológico. Es ampliamente reconocido que al “cerebro migrañoso” no le gusta el cambio, por lo que el objetivo de la regularidad en las actividades diarias es importante. Los patrones regulares de sueño, comidas, ejercicio y evitar el exceso de estrés y otros factores desencadenantes serán útiles. Para los ataques ocasionales, el mejor tratamiento puede ser de descanso, la tranquilidad y compresas frías/calientes. Ver; Desencadenantes de la migraña.

Sin embargo, cuando la migraña es frecuente, incapacitante y está asociada con náuseas, vómitos y deshidratación, esto se convierte en potencialmente dañino para el feto también. En estas circunstancias, el tratamiento médico es aconsejable. Antes de tomar cualquier medicamento, es importante consultar a tu médico de cabecera, neurólogo u obstetra para obtener asesoramiento sobre las opciones más seguras. El uso limitado de ciertos medicamentos se considera seguro durante el embarazo. Para aliviar el dolor, el paracetamol y la codeína se pueden usar, pero la elección de la medicación y la dosis deben ser discutidas con tu doctor. Esto también se aplica a los medicamentos utilizados para controlar las náuseas y los vómitos.

Quiz: ¿Cuánto sabes sobre tus dolores de cabeza?

Realiza este cuestionario y pon a prueba tus conocimientos sobre esos dolores de cabeza que te afectan.
> Sí, quiero saber >

Los tratamientos preventivos para la migraña no deben tomarse durante el embarazo y esto lo debes discutir con tu médico para obtener consejos sobre cómo dejar los medicamentos durante el embarazo o, idealmente, en la planificación de concebir. A menudo tienen efectos secundarios no deseados y la seguridad para el feto no se ha establecido. Sin embargo, en algunos casos, tu especialista en dolor de cabeza puede recomendarte y supervisar el uso de opciones preventivas seleccionadas.

En general, los ataques de migraña en el embarazo no son peligrosos o potencialmente mortales. Las estrategias de tratamiento dependen de la gravedad y la frecuencia de los ataques y ciertos medicamentos pueden ser utilizados con seguridad, aunque, después de consultar con tu médico, las opciones farmacológicas no son preferibles.

Ver además; 5 maneras para prevenir las migrañas.

Respuestas rápidas a preguntas frecuentes

¿Puedo tomar analgésicos para tratar la migraña durante el embarazo? El acetaminofén es seguro de tomar según lo indicado en la etiqueta del envase, pero muchos otros medicamentos para el dolor de cabeza, como la aspirina, el ibuprofeno y la mayoría de los fármacos con receta, no se recomiendan para mujeres embarazadas a menos que sean aprobados por un proveedor de atención médica.

¿Puede el embarazo dar migrañas? El embarazo puede ser un momento estresante para muchas mujeres, lo que puede provocar dolores de cabeza. Algunas mujeres propensas a las migrañas pueden encontrar que no las experimenta tan  menudo durante el embarazo, mientras que otras pueden encontrar que son peores.

¿Cuáles son las causas del dolor de cabeza en el embarazo? Durante el primer trimestre, tu cuerpo experimenta una oleada de hormonas y un aumento en el volumen de sangre. Estos dos cambios pueden causar migrañas más frecuentes, que pueden ser agravadas por el estrés y la mala postura.

¿Puede la migraña ser un signo de embarazo? La migraña no se considera un síntoma de embarazo, sin embargo, ocasionalmente, una mujer que es propensa a dolores de cabeza o migrañas puede encontrar que sus migrañas son particularmente peores durante el primer trimestre del embarazo.

¿Puedo tomar acetaminofén mientras estoy embarazada? El acetaminofén es a menudo uno de los pocos analgésicos que los doctores recomiendan a las mujeres embarazadas para el dolor o la fiebre. Durante mucho tiempo se ha considerado seguro durante el embarazo y es utilizado por un gran número de mujeres embarazadas.

¿Puedo tomar un Advil durante el embarazo? El ibuprofeno, también llamado Motrin, Advil o Nuprin, es poco probable que dañe a tu bebé (una dosis), sin emabrgo, tomar ibuprofeno generalmente no se recomienda cuando se está embarazada, especialmente durante el tercer trimestre.

IMPORTANTE: Descarga completamente GRATIS nuestro libro electrónico; “Migraña y Alimentación”, la guía más completa para lograr eliminar el dolor por migraña haciendo cambios en nuestra dieta. Con este importante libro serás capaz de:

  • Aprender la importancia de los alimentos en el control de la migraña.
  • Conocer los alimentos desencadenantes de tu migraña.
  • Descubrir los mejores consejos para usar los alimentos a tu favor.
  • Y más, mucho más…