¿Es la diabetes la culpable de tu dolor de cabeza?

La diabetes es una enfermedad metabólica crónica que resulta en anomalías  en los niveles de azúcar, o glucosa, en la sangre. Esto provoca una serie de síntomas y complicaciones relacionados, algunos de los cuales pueden poner en peligro la vida. Un síntoma común de glucosa alta o baja en la sangre es el dolor de cabeza. Los dolores de cabeza por sí solos no son dañinos, pero pueden indicar que el nivel de azúcar en la sangre está fuera de su rango normal. Si tienes dolores de cabeza frecuentes, la diabetes puede ser la culpable. Averigua si la diabetes es la causa de tu dolor de cabeza para que puedas tomar la acción adecuada.

Comprendiendo los dolores de cabeza

Los dolores de cabeza son comunes en niños y adultos. De hecho, los dolores de cabeza son la fuente más común de dolor. También son la causa principal de días perdidos en el trabajo y en la escuela.

Los dolores de cabeza se clasifican como primarios o secundarios. Los dolores de cabeza primarios ocurren cuando las células del cerebro, los nervios, los vasos sanguíneos o los músculos alrededor de la cabeza envían señales de dolor al cerebro. Las migrañas y las cefaleas tensionales son ejemplos comunes.

Los dolores de cabeza secundarios, por otro lado, no son causados ​​directamente por el tipo de señales de dolor mencionadas anteriormente. Estos tipos de dolores de cabeza se atribuyen a condiciones de salud subyacentes o problemas médicos. La diabetes es una de las posibles causas de dolores de cabeza secundarios. Otras causas pueden incluir:

Así como las causas pueden variar, el dolor asociado con las cefaleas secundarias puede variar. Los dolores de cabeza debido a la diabetes son, a menudo de naturaleza moderada a severa, y se sabe que pueden ocurrir con frecuencia.

Estos dolores de cabeza pueden ser un signo de que tu nivel de glucosa en la sangre está demasiado alto o demasiado bajo. Tener el nivel de azúcar en la sangre bajo control puede ser el primer paso hacia el alivio. Los analgésicos sin receta, como el acetaminofén o el ibuprofeno pueden ser un segundo paso útil.

Quiz: ¿Cuánto sabes sobre tus dolores de cabeza?

Realiza este cuestionario y pon a prueba tus conocimientos sobre esos dolores de cabeza que te afectan.
> Sí, quiero saber >

¿Qué hace que un dolor de cabeza sea “severo”?

Clasificar la gravedad de un dolor de cabeza no siempre es fácil. Cada persona tiene una tolerancia al dolor diferente. La gravedad del dolor de cabeza es subjetiva y depende de la tolerancia de cada persona para el dolor. En general, los médicos y otros profesionales de la salud clasificarán un dolor de cabeza como grave si limita significativamente la capacidad de una persona para funcionar normalmente.

Hiperglucemia y los dolores de cabeza

Hiperglucemia significa glucosa alta en la sangre. Según la Clínica Mayo, los síntomas generalmente no ocurren hasta que la glucosa está por encima de 200 miligramos por decilitro (mg / dL). Muchos no sienten ningún síntoma incluso a niveles más altos de azúcar en la sangre. Un dolor de cabeza debido a la glucosa alta en la sangre suele tardar varios días en desarrollarse. Como resultado, los síntomas suelen tardar en aparecer.

Los dolores de cabeza se consideran un signo temprano de hiperglucemia. El dolor puede llegar a ser más severo a medida que la condición empeora. Además, si tienes un historial de hiperglucemia, el dolor de cabeza puede ser una señal de que necesitas controlar tu nivel de azúcar en la sangre.

Otros signos precoces de hiperglucemia incluyen:

  • Fatiga
  • Visión borrosa
  • Sed excesiva y deshidratación
  • Aumento de la micción
  • Hambre excesiva
  • Llagas que no sanan

La hiperglucemia puede ser manejada en ciertas personas con cambios en el estilo de vida, como una dieta saludable y ejercicio. Algunas personas también deben usar medicamentos para controlar su azúcar en la sangre. Es probable que encuentres que tienes menos dolores de cabeza cuando tu nivel de azúcar en la sangre está controlado.

Hipoglucemia y los dolores de cabeza

Los niveles bajos de glucosa en sangre, o hipoglucemia, se definen como tener niveles de azúcar en la sangre por debajo de 70 mg / dL. A diferencia de la hiperglucemia, los síntomas de la hipoglucemia son típicamente repentinos. Estos incluyen dolores de cabeza, que pueden parecer salir de ninguna parte, a medida que el azúcar de sangre disminuye. Los dolores de cabeza en estos casos suelen ir acompañados de otros síntomas de hipoglucemia, tales como:

  • Mareos
  • Temblores
  • Sudoración excesiva
  • Hambre repentina
  • Irritabilidad
  • Náuseas
  • Fatiga excesiva
  • Debilidad
  • Ansiedad o confusión

Antes de poder tratar un dolor de cabeza por hipoglucemia, debes determinar si la glucemia baja es la causa. Si una prueba de glucosa en sangre determina que tu nivel de azúcar en la sangre es bajo, la Asociación Americana de la Diabetes recomienda comer de 15 a 20 gramos de carbohidratos simples, o tabletas de glucosa, y luego revisar tu azúcar de nuevo en 15 minutos. Una vez que el nivel de azúcar en la sangre se estabiliza, el dolor de cabeza puede disminuir. Puedes necesitar tomar medicamentos de venta libre para el alivio del dolor si el dolor persiste. Cuando no se trata, la hipoglucemia puede conducir a complicaciones potencialmente mortales, como convulsiones y coma.

¿Es un dolor de cabeza causado por la diabetes o algo más?

La diabetes ciertamente no es la única causa de dolores de cabeza. Si tienes diabetes, tus posibilidades de tener dolores de cabeza pueden ser mayores a los de alguien que no tiene la condición. Esto es especialmente cierto si tu diabetes no está controlada. Al mantener controlados los niveles de glucosa en sangre, es probable que tengas menos dolores de cabeza, así como otros síntomas de la diabetes. Si tus dolores de cabeza persisten a pesar del manejo de la diabetes, debes hablar con tu médico de inmediato.

IMPORTANTE: Descarga completamente GRATIS nuestro libro electrónico; “Migraña y Alimentación”, la guía más completa para lograr eliminar el dolor por migraña haciendo cambios en nuestra dieta. Con este importante libro serás capaz de:

  • Aprender la importancia de los alimentos en el control de la migraña.
  • Conocer los alimentos desencadenantes de tu migraña.
  • Descubrir los mejores consejos para usar los alimentos a tu favor.
  • Y más, mucho más…