¿Cómo se tratan las migrañas?

La migraña no tiene cura. Pero tus migrañas se pueden manejar con la ayuda de tu médico. Juntos, encontrarán maneras de tratar los síntomas de la migraña cuando se producen, así como maneras de ayudar a que tus migrañas sean menos frecuentes y severas. Tu plan de tratamiento puede incluir algunos o todos de estos métodos:

Medicina

Existen dos maneras de abordar el tratamiento de las migrañas con medicamentos: detener una migraña en curso (llamados tratamientos “abortivos” o “agudos”) y la prevención. Muchas personas con migraña utilizan ambas formas de tratamiento.

El tratamiento agudo

Existen muchos medicamentos de venta libre para aliviar el dolor, como la aspirina, el paracetamol o AINE (medicamentos antiinflamatorios no esteroideos) como el ibuprofeno alivian el dolor de la migraña leve en algunas personas, si se toma lo suficientemente temprano y en la dosis correcta. Si estos medicamentos no funcionan para ti, tu médico podría querer pruebes un medicamento recetado.

Los fármacos más agudos para el trabajo de la migraña funcionan mejor cuando se toman de inmediato, cuando los síntomas comienzan. Siempre lleva contigo tu medicamento para la migraña en caso de un ataque. Para las personas con dolor de la migraña extrema, una poderosa droga de “rescate” podría ser prescrita, también. Porque no todo el mundo responde de la misma manera a la medicación para la migraña, y tendrás que trabajar con tu médico para encontrar el tratamiento que funcione mejor para ti.

Prevención

Algunos medicamentos que se usan a diario pueden ayudar a prevenir los ataques. Muchos de estos fármacos están diseñados para tratar otras condiciones de salud, tales como la epilepsia y la depresión. Estos medicamentos no pueden prevenir todas las migrañas, pero pueden ayudar mucho. La terapia hormonal puede ayudar también a prevenir ataques en mujeres cuyas migrañas parecen estar vinculadas a su ciclo menstrual.

Quiz: ¿Cuánto sabes sobre tus dolores de cabeza?

Realiza este cuestionario y pon a prueba tus conocimientos sobre esos dolores de cabeza que te afectan.
> Sí, quiero saber >

Pregúntale a tu médico acerca de los medicamentos de prevención si:

  • Tus migrañas no responden a los medicamentos para el alivio de los síntomas.
  • Tus migrañas son incapacitantes o causan que te ausentes al trabajo, actividades familiares o eventos sociales.
  • Estás utilizando medicamentos para aliviar el dolor más de dos veces a la semana.
  • Estás teniendo ataques frecuentes, más de dos a cuatro ataques al mes.

Cambios en tu estilo de vida

La práctica de estos hábitos puede reducir el número de ataques de migraña:

  • Administra tu exposición a los desencadenantes que puedas controlar, como el hambre.
  • Levántate y ve a la cama a la misma hora cada día.
  • Trata de no saltarte las comidas.
  • Participa en actividades físicas regularmente.
  • Limita el consumo de alcohol y cafeína.
  • Aprende maneras de reducir y manejar el estrés.

Métodos alternativos

La bio-retroalimentación se ha demostrado que ayuda a algunas personas con migraña. Se trata de aprender a supervisar y controlar las respuestas de su cuerpo al estrés, tales como la reducción de la frecuencia cardiaca y aliviar la tensión muscular. Otros métodos, como la acupuntura y la relajación, pueden ayudar a aliviar el estrés. El asesoramiento también puede ayudar si piensas que tus migrañas pueden estar relacionadas con la depresión o la ansiedad. Habla con tu médico acerca de estos métodos de tratamiento.

IMPORTANTE: Descarga completamente GRATIS nuestro libro electrónico; “Migraña y Alimentación”, la guía más completa para lograr eliminar el dolor por migraña haciendo cambios en nuestra dieta. Con este importante libro serás capaz de:

  • Aprender la importancia de los alimentos en el control de la migraña.
  • Conocer los alimentos desencadenantes de tu migraña.
  • Descubrir los mejores consejos para usar los alimentos a tu favor.
  • Y más, mucho más…